Lanzamos la guía para implementar las 10 medidas PRISMA

Durante la Conferencia PRISMA 2022 presentamos la “Guía para implementar las 10 medidas PRISMA para la igualdad LGBTIQA+ en centros de investigación y entornos CTI”.

El documento recoge diversas medidas de educación, protección y visibilidad que van más allá de las campañas puntuales durante el mes del Orgullo y que buscan conseguir que empresas e instituciones sean realmente espacios seguros e igualitarios para las personas LGTBIQA+. “Los centros de trabajo y/o aprendizaje pueden y deben ser un referente de justicia, igualdad y diversidad”, destaca el documento. La publicación de la guía ha contado con el apoyo del Gobierno de Navarra y el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI).

El porqué de la guía

Los estudios sobre la situación del personal de investigación LGTBIQA+ siguen mostrando elevados índices de discriminación. Por ejemplo, una de cada tres personas trans del campo de las ciencias físicas sufre discriminaciones graves en su puesto de trabajo, según datos del Reino Unido, y sólo el 14% de las personas bisexuales del mismo campo están fuera del armario. Además, los miedos y presiones asociados al armario perjudican la salud mental e incluso la productividad científica. 

Las 10 medidas PRISMA

Para lograr realmente un espacio seguro e igualitario es necesario formar a todo el personal de los centros, especialmente a aquellas personas que ostentan cargos de poder y supervisión. La educación ayuda a prevenir conflictos y discriminaciones, pero también es necesario tener mecanismos de protección implementados y fácilmente accesibles en caso de que surjan dichos conflictos. Así, la guía propone establecer canales seguros para denunciar agresiones, discriminaciones y situaciones de acoso, garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a puestos de trabajo para personas trans y con expresiones de género no normativas o rechazar los discursos pseudocientíficos utilizados para discriminar al colectivo LGTBIQA+.

Otras medidas muy útiles son la adaptación de los formularios de género a realidades no binarias, el uso de pronombres en firmas oficiales, o la instalación de aseos de género neutro

Más allá del papel: la implementación

Las medidas recogidas en la guía están pensadas para ser implementadas desde los equipos directivos o los grupos de igualdad de las instituciones, pero también pueden tener utilidad individual para promover cambios en los entornos laborales más directos. “Se pueden tener en cuenta a la hora de participar en cualquier evento o para generar dinámicas positivas en los grupos de trabajo”, destaca el documento. La colaboración de todo el personal es fundamental para que los cambios sean realmente transversales y efectivos.

Colectivos particularmente vulnerables

Además de presentar medidas de carácter general, la guía incluye consideraciones especiales para trabajar en la igualdad de colectivos particularmente vulnerables, como son las personas trans, las personas no binarias, o las personas que viven con VIH. La discriminación hacia cada una de estas realidades tiene particularidades que se deben conocer si se quiere que las acciones lleguen a todo el colectivo. También es fundamental mantener un enfoque feminista a la hora de abordar cualquier acción LGTBIQA+, evitando así generar avances desiguales en materia de derechos para las distintas realidades del colectivo.

👉 Descarga la guía de implementación de las 10 medidas PRISMA.

¿Te ha gustado esta información? Compártela para que nuestra comunidad crezca.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Ir arriba