Respuesta al artículo de opinión “Lo trans” de la Voz de Galicia

El pasado 2 de agosto, el periódico La Voz de Galicia publicaba un artículo de opinión titulado “Lo trans” y firmado por Paco Sánchez1.

La cantidad de inexactitudes, trampas del lenguaje y disparates que contiene hace necesaria una contestación que parta no solo de los datos (que el autor claramente desconoce) acerca de las personas trans, sino también del efecto que la publicación de este tipo de contenido puede tener.

Dice el autor, que “deberíamos […] dejar de decir que se puede cambiar de sexo”, ya que “solo hay dos […] como demuestra un aplastante 99,8% de la población”, y que solo cabe “simular” el sexo contrario. En primer lugar, el autor parece ignorar la palabra “género” (un constructo social que implica aspectos sociales y psicológicos para configurar una identidad) y usa “sexo” en su lugar. Aun asumiendo que el autor usa la palabra “sexo” con conocimiento de causa y que se refiere exclusivamente, por lo tanto, a clasificaciones basadas en la biología, ignora que el consenso científico actual acepta que la cuestión del sexo es mucho más compleja que un par de cromosomas y/o unos genitales concretos2. Hay mujeres con cromosoma Y, y hombres con dos copias del cromosoma X, además de otras muchas variaciones. Esto, lejos de ser un tema polémico o controvertido, está tan asentado que la propia Organización Mundial de la Salud lo afirma sin ninguna duda3.

Al afirmar que solo hay dos sexos, el autor parece rechazar no solo la existencia de más de dos sexos biológicos, dejando a las personas intersexuales fuera por completo de su concepto de “existencia”, sino también la existencia de más de dos géneros.

El autor continúa enumerando los supuestos peligros de los “cambios de sexo”, incluyendo la administración de hormonas. No se entiende su valoración como “peligrosísimo” del uso de estas hormonas, cuando no está apoyada por los datos (por ejemplo, el riesgo de trombo venoso en mujeres trans debido a la hormonación es de 2,3 por 1.000 personas y año4, mientras que en mujeres menopáusicas puede ser de 2 por 1.000 a entre 4 y 11 por 1.000 personas y año5). Su apreciación de que quienes lo “consiguen” “no parecen sentirse mejor consigo mismos, con sus falsos miembros o sus amputaciones de órganos sanos”, es directamente falsa: según la literatura, tan solo de un 3% a un 3,8% de personas trans operadas se arrepienten, y este arrepentimiento parece tener su fuente en la falta de apoyo social tras la operación6. Lo mismo cabe decir de su afirmación sobre el suicidio o la ideación suicida: aunque es cierto que la tasa de comportamientos suicidas entre las personas trans es mayor que entre las personas cis (es decir, aquellas que no son trans), no llega a ser nueve veces mayor, sino que lo duplica7. Esto es alarmante; lo que el autor parece pasar por alto es que el sufrimiento que pueda generar no ser cis proviene en gran medida de la marginación social que escritos como el de Sánchez fomentan.8,9

También dice que esto puede ser una percepción “pasajera”; de nuevo, este no es el caso. La identidad trans es eso: una identidad. Las identidades trans incluyen a personas que se sienten cómodas en el binarismo de género hombre-mujer (como tantas personas cis), pero también personas que no se identifican con los géneros masculino y femenino. Las personas no-binarias despliegan expresiones y roles de género (comportamientos, actitudes, preferencias…) típicamente considerados “femeninas” o “masculinas” en frecuencia o intensidad variable (y no necesariamente los correspondientes a su género, como con las personas cis puede haber mujeres “masculinas” y hombres “femeninos”), pero esto no significa en absoluto que sea algo “pasajero”. La fluidez, el no-binarismo, son identidades estables en sí mismas 10

En cuanto a su confusión entre homosexualidad e identidades trans, es, sin duda, una de las marcas más claras de lo mucho que el señor Sánchez ignora sobre el tema del que opina con tanta contundencia.

Termina alarmando injustificadamente respecto a los menores trans, hablando de “tratamientos bárbaros de los que dependerá para siempre, si sobrevive”. La realidad es que los tratamientos de bloqueo para retrasar el inicio de la pubertad ayudan a que los menores trans puedan vivir la vida que deseen, reduciendo su sufrimiento psicológico considerablemente, y en ningún caso, cabe temer por la vida del menor trans.11,12

Pero sí hay algo que hace que las personas trans, menores o no, teman por su vida: La transfobia y odio que este y otros tantos artículos alientan bajo una falsa preocupación por “los niños”. 

Urge más educación acerca de la población trans para que este discurso de odio, complementado con datos sesgados o directamente falsos, no haga más daño. Urge más responsabilidad desde los medios en lo que respecta a qué tipo de contenidos y opiniones son merecedoras de la tribuna pública.

Referencias

1.        Paco Sánchez. Lo trans. La Voz de Galicia [Internet]. 2019 [citado 8 de agosto de 2019]; Disponible en: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2019/08/03/trans/0003_201908E3P48991.htm

2.        US proposal for defining gender has no basis in science. Nature. 2018;563:5-5.

3.        WHO. WHO | Gender and Genetics [Internet]. WHO. 2019 [citado 8 de agosto de 2019]. Disponible en: https://www.who.int/genomics/gender/en/index1.html

4.        Khan J, Schmidt RL, Spittal MJ, Goldstein Z, Smock KJ, Greene DN. Venous Thrombotic Risk in Transgender Women Undergoing Estrogen Therapy: A Systematic Review and Metaanalysis. Clinical Chemistry. 2019;65(1):57-66.

5.        Cochrane. Long-term hormone therapy for perimenopausal and postmenopausal women [Internet]. 2017 [citado 8 de agosto de 2019]. Disponible en: /CD004143/MENSTR_long-term-hormone-therapy-perimenopausal-and-postmenopausal-women

6. What does the scholarly research say about the effect of gender transition on transgender well-being? [Internet]. [Citado 8 de agosto 2019] Disponible en: https://whatweknow.inequality.cornell.edu/topics/lgbt-equality/what-does-the-scholarly-research-say-about-the-well-being-of-transgender-people/

7.        Toomey RB, Syvertsen AK, Shramko M. Transgender Adolescent Suicide Behavior. Pediatrics. 2018;142(4):e20174218.

8. Ke, S. R., Lam, J., Pai, D. K., & Spering, M. (2013). Directional asymmetries in human smooth pursuit eye movements. Investigative Ophthalmology and Visual Science, 54(6), 4409–4421. https://doi.org/10.1167/iovs.12-11369

9. Seibel, B. L., de Brito Silva, B., Fontanari, A. M. V., Catelan, R. F., Bercht, A. M., Stucky, J. L., … Costa, A. B. (2018). The impact of the parental support on risk factors in the process of gender affirmation of transgender and gender diverse people. Frontiers in Psychology, 9(MAR), 1–9. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2018.00399

10. Matsuno, E. & Budge, S.L. Curr Sex Health Rep (2017) 9: 116. https://doi.org/10.1007/s11930-017-0111-8

11.        Guerrero-Fernández,J, Barreda-Bonis, AC, González-Casado, I. Pros y contras de los tratamientos hormonales desde el punto de vista de la endocrinología pediátrica. Revista Española Endocrinología Pediátrica [Internet]. 2015 [citado 8 de agosto de 2019];(6 Suppl). Disponible en: http://doi.org/10.3266/RevEspEndocrinolPediatr.pre2015.Nov.326

11.   http://worldaa1.miniserver.com/~gires/assets/Medpro-Assets/trans_mh_study.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close